¿QUÉ EMPRESAS DEBE TENER PLANES DE IGUALDAD Y PROTOCOLOS DE ACOSO?

Share Button

Incurrir en actos de discriminación por parte de las empresas puede ser constitutivo de sanciones por la Inspección de Trabajo, e incluso puede ser considerado delito. Actualmente la Inspección de Trabajo está llevando a cabo una campaña para comprobar si las empresas adoptan medidas para evitar la discriminación entre hombres y mujeres.

 

En cuanto a la discriminación por razón de sexo y la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, determina entre otras cosas que las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los representantes legales de los trabajadores en la forma que se determine en la legislación laboral.

La mayoría de los convenios colectivos regulan también la igualdad de trato entre mujeres y hombres, siendo de obligado cumplimiento para las empresas afectadas.

 

OBLIGACIONES DE LAS EMPRESAS

A/ Empresas de más de 250 trabajadores: la ley les obliga a tener un Plan de igualdad, que es el documento específico que incluye un conjunto ordenado de medidas tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.

Los planes de igualdad fijarán los concretos objetivos de igualdad a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar para su consecución, así como el establecimiento de sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados.

El artículo 64.3 del ET faculta a los delegados de personal a exigir los planes de igualdad a las empresas.

B/ Empresas de 250 trabajadores o menos: no están obligadas a tener estos planes de igualdad, pero si pueden ser requeridas por la Inspección de trabajo para que justifiquen las medidas adoptadas para prevenir la discriminación, por lo que es recomendable que dispongan de un protocolo de acoso, que incluya un procedimiento para gestionar las denuncias de los trabajadores que puedan ser objeto de acoso laboral o sexual. En caso de no tenerlo, y ser requeridos por la Inspección, hay que solicitar al Inspector que conceda unos meses de plazo para realizarlo, sin que sea objeto de sanción, pero ésta sí se impondrá si hay una segunda inspección y se continúa sin realizar ese protocolo (puede oscilar la sanción entre 626 y 6.250 €).

 

APOYO PARA LA IMPLANTACIÓN VOLUNTARIA DE PLANES DE IGUALDAD

Para impulsar la adopción voluntaria de planes de igualdad, el Gobierno establece medidas de fomento, a través de subvenciones a las pequeñas y las medianas empresas, a través del Ministerio de Servicios Sociales e Igualdad, que pueden consultarse en su pagina web.

Puede descargarse la Guía Planes de Igualdad en Empresa. Medidas que favorecen la inserción, permanencia y promoción de las mujeres, elaborada por la Federación de Mujeres Progresistas, que realiza un recorrido por cada uno de los puntos necesarios para garantizar el cumplimiento de la Ley de Igualdad en las Organizaciones Empresariales.

 

Desde este despacho se recomienda a todas las empresas de menos de 250 trabajadores  la elaboración de un Protocolo de Acoso y de un Código de Conducta interno, especificando las conductas no permitidas en el seno de la empresa, con respeto a lo establecido en el ET y en el Convenio Colectivo que sea de aplicación a la empresa, en los que se recojan de forma expresa medidas para prevenir la discriminación por sexo.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

*